“Las bienaventuranzas” y “Resurrección de Lázaro” fuera de la Pasión de Iztapalapa por COVID-19

CDMX a 8 de abril de 2020 (Maya Comunicación).- Por primera vez desde 2010 y para no contribuir en la propagación del coronavirus en la Ciudad de México, el Comité Organizador de la Semana Santa en Ixtapalapa decidió no realizar la representación de “Las bienaventuranzas” y la “Resurrección de Lázaro”, que se realizaba todos los martes santos.

Dichas escenificaciones, que enmarcaron el paso de Jesús por Jerusalén y que se recreaban en las faldas del Cerro de la Estrella por las tardes, no fueron incluidas en el programa que difundió la alcaldía Iztapalapa y el Cossiac para su transmisión por canales de televisión gubernamentales y redes sociales oficiales.

Recordemos que estos pasajes bíblicos se comenzaron a realizar en el 2010 y los actores en años pasados partían a las 16:00, de la casa de los ensayos rumbo al Cerro de la Estrella.

Un año después se incluyó una escena más: “la multiplicación de los panes y peces”, que también fue excluida de la Pasión por el tema de COVID-19.

En un recorrido realizado por Crónica se observó como en las faldas del cerro, donde cada año se escenifican los episodios de Cristo, no se instaló ningún escenario, audio o cercas de protección.

El lugar estuvo completamente vacío y resguardado a lo lejos por policías capitalinos, quienes desde que comenzó la semana mayor han tenido la tarea de impedir la llegada de curiosos a los lugares usados para realizar la tradición que cumple 177 años.

Asimismo, para el próximo Jueves Santo, el gobierno de la Ciudad estará atento de la Pasión de Cristo para evitar posibles contagios de coronavirus entre los 70 actores que participarán en la representación.

Lo anterior luego de que se le preguntara a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, sobre la interacción de los actores y del acercamiento que tenían entre sí durante la representación del Domingo de Ramos.

Sobre el tema de prevención de contagios, la alcaldía aseguró que los actores están en resguardo estricto en sus viviendas para prevenir contagios de la COVID-19, informó la alcaldía Iztapalapa.

El motivo es que la representación de los pasajes religiosos requieren constante interacción entre los principales actores por lo que, como medida preventiva, los organizadores decidieron protegerlos aislándolos en la medida de lo posible y controlando el contacto con otras personas, agregó la demarcación.

Además, los organizadores están tomando las medidas de sana distancia en ensayos y otras actividades de la representación que durante el Domingo de Ramos fue vista por más de 630 mil televidentes.

Mencionaron que cuando los actores están en espacios públicos como la Catedral del Señor de la Cuevita, la alcaldía dispone de un protocolo de sanidad que este domingo incluyó tres unidades médicas, desinfección de la vía pública en donde se desarrolla la escenificación, toma de temperatura a los actores, distribución de gel antibacterial, entre otros.

El perímetro de la zona de escenificación está cerrada al público y policías invitan a retirarse a aquellas personas que acuden a tratar de observar la representación católica, se afirmó.

La alcaldía de Iztapalapa lanzó un exhortó para que los nazarenos independientes se abstengan de salir a realizar penitencia con cruces a cuestas el próximo Viernes Santo.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario